Buscar
  • Julio Rodríguez

¡Luces, cámara... Geisha!

Actualizado: may 23

El aroma del café panameño de especialidad inunda el cine.


El equipo de producción en Boquete.

En el marco de la celebración del Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá) en su octava versión y donde se dan cita los mejores cineastas de Centroamérica, región del Caribe y otras latitudes, el público tendrá la oportunidad por vez primera de apreciar un film acerca de un elemento que hoy por hoy se ha convertido en una pieza fundamental de nuestra identidad de país: el café. Aunado a esto, para esta producción, han seleccionado al actor más celebrado y afamado en el ámbito de la especialidad en la industria cafetera; uno que nos representa con una calidad y características tan únicas que compite con cualquiera y es considerado el mejor: nuestro campeón, el Geisha panameño.


De izquierda a derecha: Luis Gómez Su, Wilford Lamastus, Pompilio Campos, César Sánchez (sonidista) y Tito Gutiérrez.

Fue en 2017 durante la organización del evento “La Ruta del Café” cuando la Autoridad del Turismo de Panamá decidió desarrollar la idea de hacer el film y para esto, contactó a MEM Televisión y a Epic Dreams Studios, quienes fueron seleccionados para llevar a cabo la producción. Por espacio de una semana estuvieron haciendo contacto con importantes productores de Geisha de Boquete y Volcán como Francisco Serracín de Don Pachi Estate Coffee, la familia Lamastus de Lamastus Family Estates, Janson Coffee Farm en Volcán, con el personal de Finca Lérida Estate Coffee, Ricardo Koyner de Kotowa Coffee House, Abdiel Lara de Finca Hermanos Lara en Nueva Suiza y Mercedes Morris quien está a cargo del proyecto del museo del café panameño.


La producción tomó alrededor de dos meses y medio para completar y complementar todas sus etapas y hoy podemos apreciar el resultado de este magnífico trabajo, en su presentación oficial en el IFF Panamá.


Coffee Lovers House tuvo la grata experiencia de conversar con este equipo de realizadores panameños conformado por Tito Gutiérrez, productor del film, Luis Gómez Su, director y Pompilio Campos, director de fotografía, quienes nos contaron detalles de todo lo que fue el rodaje de “Geisha, una historia de altura”:


CLH: Luis, ¿nos puedes compartir cuál fue tu labor en este documental?


Luis: Mi labor en esta producción fue básicamente cómo contar la historia; así también, el arte de la cinematografía a favor de potenciar la historia del café y darle tanto el valor como el ‘feeling’, la estructura y la música. Hicimos un plan con preguntas enfocado al Geisha, que en el documental es como un personaje misterioso del que todos hablan. Para poder establecernos en el tema, a la primera persona que contactamos fue a Mercedes Morris. Ella fue la que nos dio una vista panorámica de todo sobre el café de Panamá. En base a esta información pudimos elaborar una serie de preguntas que a lo largo de la historia fuimos contestando desde la perspectiva de cada uno de nosotros, aparte de que en los lugares de la filmación iban surgiendo otros elementos que iban alimentando el relato. Tratamos de llevar el tema desde la línea del descubrimiento. Adicionalmente, quisimos que el film fuera inspirador, que el público se diera cuenta de que a través del café hay cosas diferentes que se pueden hacer.


CLH: Tito, háblanos del concepto del documental.


Tito: El fin del proyecto era decir y confirmar que Panamá tiene el café número uno y que es el café Geisha. Eso lo tiene que saber todo el mundo. Así como al hablar de fútbol, la gente relaciona inmediatamente a Brasil, así mismo el objetivo era llevar al conocimiento general de que el mejor café de especialidad lo tiene Panamá.


CLH: Pompilio, ¿cómo director de fotografía cómo fue tu labor en el proyecto?


Luis Gómez Su, cineasta panameño, estudió dirección de cine y animación 3D en Madrid, España.

Pompilio: Básicamente mi trabajo va de la mano con el director porque la estructura que él genere o diseñe, yo la tengo que plasmar en video. Que las personas, cuando estén viendo el documental, puedan apreciar esas hermosas tomas, esas cámaras lentas y los movimientos en las secuencias que te trasmiten eso que estás escuchando durante las entrevistas. Adicionalmente y como dijo Luis, nos tocó comenzar a investigar. Hubo también que grabar a Mercedes para poder asimilar toda esa información porque al inicio no sabíamos absolutamente nada sobre café de especialidad. Todo ese proceso lo documentamos para luego poder hacer las preguntas adecuadas a los dueños de las fincas. Durante los seis días que estuvimos en la etapa de investigación yo estuve a cargo de esa labor también.


CLH: ¿Qué tiempo les tomó desde que los llamaron para el proyecto hasta finalizar la producción?


Luis: En pre-producción fueron quince días, investigando, contactando, estructurando la logística y todo lo necesario para luego estar listos y viajar a Boquete.


Locación en Janson Coffee Farm

Tito: Nosotros llegamos a Boquete un domingo y fue ese el día que escogimos para hacer todo el recorrido, ver locaciones, distancias y desplazamiento entre los lugares de grabación. Ese era el día de ver y confirmar cualquier detalle que se quedara por fuera y ajustarlo para entonces el lunes, a las seis de la mañana, empezar el rodaje. Ahí queda en manos del director y ya él vela por la parte de la cinematografía en mancuerna con el director de fotografía y el sonidista. Fue un trabajo en equipo durante siete días que duró la etapa de producción y luego pasamos a la post producción.


CLH: Pero tiene que haber habido dificultades como en todo; algo tuvo que salir mal en algún momento…


Luis: Hubo problemas técnicos con el sonido. El encargado llevó una consola con la que hace la mezcla mientras estamos filmando. Ya íbamos a empezar la grabación y cuando se hace el chequeo, dice el técnico: “no me está registrando, el audio no sirve” … Un tema de unas baterías, y resulta que las mismas tenían que ser “gringas”. Él tenía dos “duracell”, una de aquí y la otra “gringa” y con una encendía y con la otro no (risas). Y resulta que en Boquete tampoco había en donde conseguir la que necesitábamos. Al final se hizo un injerto con otra consola que había y todo fluyó.


También hubo problemas con la lluvia. Cuando estábamos en Janson Coffee Farm y todo estaba cuadrado para grabar en exteriores ya que queríamos magnificar la belleza de esa finca… De repente cayó una lluvia de esas torrenciales, por lo que tuvimos que improvisar y cambiar todo el plan a grabar en interiores. Otra anécdota de este tipo fue cuando se desbordó el río justo cuando íbamos a grabar donde el señor Lara, en Nueva Suiza. La inundación causó muchos estragos, pero el señor Lara nos atendió del uno al diez, diez a pesar de las dificultades que se le presentaron.



CLH: ¿Qué se llevan de toda esta experiencia y aprendizaje a nivel personal?


Tito: A nivel personal me quedo con el agrado de saber que Panamá, aunque es un país pequeño y a pesar que tiene muchos problemas que resolver, es primero en muchas cosas, por ejemplo, tenemos a un Manos de Piedra Durán, el boxeador número uno de todos los tiempos, tenemos a un Rubén Blades, una leyenda musical a nivel internacional, tenemos el Canal, único en su naturaleza, y también tenemos el mejor café del mundo. Me quedo con ese sentimiento.


Pompilio: En lo profesional me llevo mucha experiencia dado el hecho de que estar en varias fincas donde todos tenían básicamente los mismos elementos, esto planteó el reto de lograr destacar el estilo de cada una, que es lo que realmente las diferencia. Me llevo un gran aprendizaje porque detrás de una taza de café hay tantos procesos que yo no conocía. No solamente es tomar el café y ya, sino que el trabajo desde que se cultiva y todo lo que conlleva hasta llegar a la taza de café para mí fue algo impresionante. Me quedo sumamente orgulloso porque ahora sé que en Panamá contamos con un producto de clase mundial que es único y eso me llena de mucha alegría.


El Director de Fotografía, Pompilio Campos, haciendo ajustes técnicos, en Janson Coffee Farm

Luis: Coincido con mis compañeros y quisiera que lo que yo siento fuese lo mismo que el público experimente cuando vea el documental. Que sepan que esto es único en el mundo. Que lo descubran. No se puede replicar; se cultiva en otras regiones, pero no es igual al que se produce en Panamá. Eso cambia mucho las perspectivas de este país y las de uno como panameño. Siempre estamos viendo qué hacen los demás, estamos saturados de cosas de afuera y nunca pensamos en nuestra verdadera identidad; cuáles son aquellas cosas que nos distinguen entre otros y potenciarlo. Te doy un ejemplo dentro de mi área de trabajo: En Panamá tú puedes estar en una selva o una montaña haciendo una filmación y luego en cuestión de un par de horas estás en una playa paradisíaca, o en la ciudad. ¿Qué país te da eso? Siento que no hemos sabido apreciar lo que tenemos aquí y sacarle provecho y por ende no sabemos bien cómo exteriorizarlo. Imagínate que en el aeropuerto de Tocumen al arribar los extranjeros vean algo como “bienvenidos a la tierra del café” o “estás en la tierra del Geisha”. Se trata simplemente de que nosotros podamos decir “lo nuestro es único y en ninguna otra parte del mundo existen estas cosas”.



152 vistas
Acerca de Coffee Lovers House

Coffee Lovers House desea llevarle información sobre el café y su actualidad

en Panamá y el mundo.

 

Leer más...

 

Contáctenos

Dirección: Ciudad de Panamá

Correo: coffeelovershouse@gmail.com

Teléfono: (507) 6252-3266

 

Coffee Lovers House. Est. 2016.